domingo, 2 de septiembre de 2007

Farewell Ingmar Bergman, Hello Paris Hilton

El verano se acaba, llevándose consigo a personas irrepetibles, admiradas y significativas para muchos de nosotros. Bergman, Antonioni, y más cercanos, Umbral, Ema Penella y José Luis de Vilallonga. Sin pena ni gloria.
Televisión Española, esa, la que es de todos, y las cadenas privadas, esas, las que son de unos pocos, realmente se han lucido. ¿Dónde están los ciclos de películas de Bergman o las resposiciones de actuaciones de la magnífica Emma Penella? ¿Y las tertulias literarias o periodísticas hablándonos de Umbral? José Luis de Vilallonga tal vez corra más suerte - su perfil puede amoldarse a los contenidos de algún programa de cotilleo (que si hay algo que hacen de maravilla es mezclar churros con merinas).

No es que haya olvidado la muerte de Puerta, (por si quedara alguien que aún no supiera quién es: se trata de un desafortunado joven futbolista del Sevilla) que coincidió o casi con la de Umbral; es que a él sí le dedicó la primera cadena de Televisión Española un programa homenaje de una hora en prime time. Pero el fútbol es el fútbol.
Es que morirse en verano es lo peor que te puede pasar. Y si llevas tiempo sin aparecer en la tele para contar con quien te acuestas y con quien te levantas, peor que peor.
Umbral y Vilallonga llevaban mucho tiempo enfermos y ausentes de la pantalla ¿quién lee la prensa escrita? y para qué hablar de Bergman y Antonioni, pobrecitos míos, que son para muchos unos totales desconocidos.
¿Cómo compararlos con la Pantoja y Paquirrín o con - cielos, casi lo olvido-, la hermana de Julián Muñoz cuyo entierro se transmitió por televisión con lujo de detalles?
Visto lo visto, ¿Volvería a repetir Umbral aquello de ""La posteridad no me importa en absoluto?"
No, que no es bueno morirse en agosto, a no ser, claro está, que seas Miss Culo del Año, Mister Tatuaje de Playa o Paris Hilton en persona.
Gracias a UNGA por la imagen: (ungaconexion@gmail.com)
www.facetoface-personalenglishtrainers.com

2 comentarios:

Maria dijo...

Yo creo que da igual morirse en una estación del año u otra. You're dead and that's it. Me gusta lo que escribe Kureichi en Goodbye Mother ¡'In the end, all that would remain of one's years would be the quality of one's links with others, and how far one had gone with them.'
In memoriam Bergman, Umbral etc.
They told me, Heraclitus, they told me you were dead,
They brought me bitter news to hear and bitter tears to shed.
I wept as I remembered how often you and I
Had tired the sun with talking and sent him down the sky
And now that thou are lying, my dear old Carian guest.
A handful of grey ashes, long, long ago at rest,
Still are thy pleasant voices, thy nightingales awake;
For death, he hath taken all away, but these he cannot take.
Callimachus (translated by W.J.Cory)

Patsy y Francisca dijo...

Gracias María, un poema realmente precioso. (¡Cuanto nos queda aún por aprender de los griegos!)

Related Posts with Thumbnails