jueves, 10 de diciembre de 2009

Dilema: copyright-copywrong


Dudas y más dudas es lo que me plantea el dilema de los derechos de autor en Internet. Numerosos blogs hablan muy exhaustivamente del tema, juntando firmas, con manifiestos a favor y en contra  del todo gratis, nada gratis o de posturas intermedias.

Yo tengo claro que la creación artística genera unos derechos. Pero tengo mis dudas sobre quién debe pagarlos.

Si yo saco fotos y las cuelgo en la red, doy por sentado que mis fotos rodarán de web en web y de blog en blog,  lo único que pediría es que se mencionara su procedencia. Posiblemente no me importe en absoluto que aparezcan por ahí, es más, es posible que me resultara halagador y hasta me generara ingresos, ya que con la mayor difusión de mi obra, alguien podría estar interesado en hacerme algún encargo o comprarme un original. ¿Perjudico a alguien con esa actitud?
Sí me importaría, sin embargo, que alguien utilizara mis fotos para lucrarse.

Como traductora, a mí me pagan el precio establecido por una traducción, independientemente del número de ejemplares del libro traducido que se vendan. Es más, generalmente, trabajo de "negra" - en el libro figura como traductora la persona que me ha sub-contratado. Si el precio que me ofrece me parece justo, no me importa. Disfruto del trabajo que hago y mi vanidad no se resiente por no aparecer mi nombre. ¿Está mal eso?

Si cuelgo la reproducción del  cuadro de un pintor ya muerto en mi blog, ¿a quién perjudico? ¿a los descendientes del pintor? ¿al museo en el que cuelga el cuadro? ¿No basta con citar dónde puede verse el original y así tal vez despertar la curiosidad de algún futuro visionador de la obra? (aquí añadiría que los descendientes, sin más méritos que el hecho de serlo,  me tienen sin cuidado, tengan o no derechos sobre la obra - pero ese es otro debate)
Si el pintor está vivo, ¿no bastaría con nombrarlo y así contribuir al interés por su obra?

¿Y qué hay de gran parte del arte contemporáneo en que las obras son  homenajes, versiones o churreteos en Photoshop de los cuadros antiguos? ¿Tendrían que pagar copyright por la obra original de la que parten?¿No es acaso más importante el resultado final que el origen? ¿No es igual de válida una obra a partir de una fotografía, que una obra que parte de un paisaje? Independientemente del resultado final, ¿por qué habría que pagar los derechos de esa fotografía - que podría quedar irreconocible en la obra final -  y no los del paisaje?

En cuanto a la música - lo siento, pero llegar a los extremos de EEUU al respecto - donde incluso el Happy Birthday tiene copyright - no me parece bien. Volvemos al tema del lucro. Si se reproduce un tema y con ello se lucra un tercero, encuentro justo que pague los derechos. Pero cuando no es así, no le encuentro lógica alguna. Mi hija, por ejemplo, grabó la música de su boda. Procedía de cientos de CDs de toda la familia, que fueron comprados y pagados en su momento. El hecho de que se reproduzcan en una boda a la que asisten sus familiares y amigos ¿le obliga a pagar derechos a la SGAE? ¿Viven tanto mejor los cantantes, grupos, etc., que se dejan esos enormes porcentajes de venta en la discográfica que los que se lo curran en conciertos?

Yo decido prestar  cualquiera de mis libros a veinte amigos (que por ende, no lo comprarán, ya que lo leerían de gorra) ¿qué diferencia hay entre esto y colgarlo en mi blog? ¿El número de personas que lo leerán? A juzgar por el número de lectores que tengo, sería un total parecido. El libro electrónico es una novedad que aterra a muchos. ¿Por qué no rendirse ante lo inevitable y buscarle la vuelta? La prensa ha sido la primera en sufrir un bajón de ventas debido a la prensa en Internet. Seguramente acabará siendo un lujo comprar el periódico en papel - será más caro, pero estará a disposición de quien prefiera sentarse a leer un medio físico en una terracita con un café. Los demás, podremos seguir leyéndolos en la red. Lo mismo podría decirse de los libros.

Creo que gran parte de este debate se está basando en argumentos trasnochados- No se trata de quererlo todo gratis. Yo confieso bajarme temas del Limewire para mis vídeos y experimentos - pero también me compro los CDs (carísimos) cuando me interesa la obra completa de algún cantante. Lamento decir que también compro DVDs a los manteros senegaleses de mi barrio. Me lapidarán por esto, pero no siento ni un ápice de culpa. Sigo yendo al cine a ver las películas que me interesan. Otras muchas no duran el tiempo suficiente en las salas por el escaso público asistente. Entonces, me la veo en DVD. Y prefiero pagarle la comida diaria al senegalés que engrosar las arcas del Corte Inglés o de la distribuidora. Llámame poco solidaria, qué le vamos a hacer.

Internet ha supuesto un cambio sin precedentes en todos los terrenos (opino que no es comparable a la aparición de la TV o la radio) y su regulación o no regulación requiere nuevos argumentos y  nuevos planteamientos. No es fácil. Pero no es posible ponerle puertas al campo, o intentar regir la red con leyes ambiguas y antiguas. Si acaso, habría que establecer reglas nuevas.

Existe en la red la "netiquette" que te impide piratear el contenido de otros blogs sin citar su procedencia o reproducir una imagen sin agradecer al autor. Siempre que he pedido permiso al autor (el que figura, o el que lo ha colgado de Youtube - que esa es otra) de algún vídeo para reproducirlo en mi blog,  la respuesta  ha sido positiva y de una enorme generosidad. También he leído muchos blogs en los que se ataca a quien actúa de mala fe al respecto. De todo hay, pero el respeto por el trabajo de los demás existe en la red y está en alza. Pero es un respeto que no se basa en el abono de derechos.

Mientras tanto, en las tertulias hablan de los suecos absurdos que le dan el premio Nobel de la Paz a Obama ( son los noruegos, no los suecos quienes deciden el premio de la paz - pero ni siquiera el hecho de que Obama aterriza en Oslo hace que ninguno de los tertulianos de la cuatro se percate del desliz) - y las 6.000 mujeres que aterrizaron en Granada el fin de semana pasado, colapsando la capacidad hotelera pasan desapercibidas para los medios. Los medios convencionales, cada vez en menor número de manos, van a lo suyo y quieren hacernos creer que es lo nuestro.

A mí me gusta saber que en Internet, entre muchísima paja, de vez en cuando asoma un diamante. Y está al alcance de cualquiera que sepa encontrarlo - y sí, sin tener que pagar por ello.

Aparecido en www.creativefreedom.org.nz
Arianna Huffington from HuffingtonPost writes , "So now sites that aggregate the news have become, in the words of Rupert Murdoch and his team, "parasites," "content kleptomaniacs," "vampires," "tech tapeworms in the intestines of the Internets," and, of course, thieves who "steal all our copyright." It's the news industry equivalent of "your mama wears army boots!" Although, not quite as persuasive. In most industries, if your customers were leaving in droves, you would try to figure out what to do to get them back. Not in the media. They'd rather accuse aggregators of stealing their content. Of course, any site can shut down the indexing of its content by Google any time it wants [...] Information is hardly the same thing as a product that can only be consumed once by a single person. So it's a false metaphor. And if you start from a false premise, you will inevitably be led to a false conclusion. Or, to put it another way, if you chug-a-lug too many of old media's metaphoric beers, you will end up staggering down the street of illogical thinking and banging into the lamp post of wrong revenue models."

20 comentarios:

molano dijo...

Primero de todo darte la enhorabuena por tener dudas. Debe ser porque piensas.
Yo creo que efectivamente hay que crear nuevas reglas, desde la perspectiva real de lo que ha supuesto internet.
Comentaba yo el otro día a este respecto que nos cuesta mas pagar por las ideas que por las cosas.

Candela dijo...

Tengo, al igual que tú, muchas dudas con respecto a lo compartido, lo compartible, lo gratis y lo no gratis. Creo que si las pusiera todas me saldría un libro ¡otro no!

Me gusta y me alegra que en Internet pueda encontrarse de todo (gratis), artículos, pensamientos, fotografías, dibujos, opiniones, apuntes, vídeos, conferencias, noticias...

Entiendo que el tema de Internet, el GRAN tema enmascarado tras el "todo gratis" que se pide a voces, está en el P2P y la mula u otros animales: Descarga de programas, películas y música fundamentalmente. No soy una gran consumidora de P2P, pero lo cierto es que he buscado como loca películas antiguas descatalogadas y no he podido encontrarlas, salvo en un P2P. ¡Y me las he bajado! ¿O no puedo ver una película antigua porque ya no existe en el mercado?

Creo que es un tema demasiado complicado como para resumirlo en el panfleto del "todo gratis" o en una ley de 5 páginas.

Creo que hay que hilar muy fino para respetar los derechos que tienen los autores y autoras de obras originales, que trabajan y viven de ello, y para no terminar tampoco siendo sujeto de delito "por cualquier cosa"(uno más, que cada vez nos queda menos espacio respirable dentro de la legalidad).

PATSY SCOTT dijo...

Pues sí, leyendo los blogs de Nueva Zelanda o de Suecia, creo que los internautas tienen su parte de razón. También, evidentemente, la tienen los creadores, y como dices, nos cuesta más pagar por las ideas que por las cosas. Las industrias detrás, sin embargo, no me inquietan en absoluto.
Curioso que se vuelvan a poner de moda los discos de vinilo (a ver quien es el listo que los clona) - salida imaginativa para volver a vender discos, jaja, mirando hacia atrás.

Candela, estoy siguiendo el "debate" en el blog de Ave y ya me gustaría tenerlo todo tan claro.
Los P2P, en principio, como concepto, no me parecen mal. Yo tengo algo (por lo que en algún momento ya pagué) que quiero compartir - del mismo modo que lo haría con amigos,etc. (tu ejemplo con las películas antiguas es perfecto). Pero implica que la industria tiene que re-inventarse para encontrar nuevas fórmulas para generar negocio y pagar a los artistas.
Muy, muy complicado - de hecho en todo el mundo se sigue debatiendo o llegando a compromisos temporales. Será interesante ver en qué queda esto al final, ya que nos afecta a todos.

Candela dijo...

Para seguir con el ejemplo de las películas, hay algunas que no encuentras, pero es que si las encuentras las pagas a precio de coleccionista de arte (o al contrario, en un baratillo y por chiripa).

Un ejemplo de lo que no he conseguido encontrar ni siquiera por Internet: Metrópolis, de Fritz Lang. Hace tiempo que dejé de buscarla.

maikix dijo...

En primer lugar, Patsy, felicitarte por este estupendo post que comparto prácticamente palabra por palabra.
Llego tarde al debate, ya habéis dicho casi todo, incluso lo que pienso yo. También he seguido el debate en el blog de Ave, que me ha parecido muy interesante.
Es un tema en el que es muy difícil poner los límites.
Como ya habéis comentado, creo que hay que buscar fórmulas para gestionar toda la información que sale por internet, los derechos de autor, las copias, etc, etc. Leer el periódico en la pantalla no es lo mismo que hojearlo en la mano, pero si puedes tenerlo gratis, ¿por qué vas a pagarlo? Un día no muy lejano, sólo podrás leerlo si tienes una subscripción o algo similar, y el de papel, como dice Candela, será carísimo.

Ave dijo...

El problema, Patsy, es cuando no se nos dice la verdad. Porque yo estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que tú dices y de hecho creo firmemente en ello, PERO: ¿qué diferencia hay entre que quien me explote sea el Grupo P o la Empresa 2.0 X? Ninguna. El gran "pastel" es la publicidad: hay mucha gente en la actualidad que está ganando dinero con el trabajo de los demás aprovechando el vacío legal existente. Y esto no tiene nada que ver con los pequeños, pero tiene guasa ver a Enrique Dans, Jesús Encinar o el propietario de Weblogs decirnos a los demás cómo, qué, cuándo y en qué condiciones tenemos que hacer nuestro trabajo. Porque no te olvides de que ellos son y serán los grandes beneficiados cuando "el modelo de negocio" cambie.

Besos

Ave dijo...

Y tampoco estoy de acuerdo con la cuestión del "compartir". Cuando compartes un libro con un amigo haces justamente eso: lo compartes con un amigo. O con 10. O con 20 como mucho. Pero... ¿desde cuándo los 10 millones de personas que están conectadas a un tiempo a la red son "tus amigos"? Me parece un salto de fe bastante cuestionable.

Víctor González dijo...

Dudas... Borges las llamaba "los otros nombres de la inteligencia". El tema se las trae porque es complicado, pero lo has explicado requetebién, Patsy, lo que no era fácil. Estoy bastante de acuerdo con casi todo. Falta un aspecto del problema que la propia polémica se encarga de ocultar. Y es que ¿hay que pagar derechos de autor por cualquier obra? ¿incluso por aquellas que son una basura? Comparémoslo con la fontanería: un fontanero viene a casa y en lugar de arreglar la avería inunda el edificio ¿hay que pagarle por su trabajo? Por supuesto que no. Un libro (malo) o una peli (mala) entran en nuestra vida, nos roban horas y nos dejan hastiados y de mal humor, y sin embargo le pagamos a los autores lo mismo que a otros que nos han regalado una maravilla para siempre. Visto así, tal vez el problema sea que los segundos cobran poco. En fin, es un apunte al margen.
Gracias por el post.

Ave dijo...

Os olvidáis de una cosa fundamental: la ley ya dice que tú puedes disponer de tu obra como quieras (si bien es cierto que considera que tu derecho moral sobre tu obra es algo irrenunciable, pero a lo que vamos). Es decir: que si tú quieres crear cosas y regalarlas, es perfectamente posible y legal. Si además quieres hacerlo a través de algún tipo de licencias como las licencias CC en sus diversas variedades, también puedes hacerlo. Lo que me pregunto es por qué todo el mundo tiene que hacer lo mismo porque así lo quieran los gurús del dospuntocerismo.. Hmmmm..

Ya digo que detrás de esto se esconden grandísimos intereses económicos, entre ellos los de las grandes operadoras de telecomunicaciones de las que, curiosamente, nadie habla (y son las principales beneficiadas).

PATSY SCOTT dijo...

Maica, ya lo creo que es complicadísimo - Yo tampoco soy GRAN consumidora de P2P, lo que pasa es que como concepto, a mí no me parece del todo mal poner a disposición de los demás un bien intelectual (libro, disco, etc) por el que ya he pagado un precio (que se supone incluye los derechos, etc. del autor)en el momento de comprarlo.

Ave, es que se trata de encontrar la forma de que no te exploten ni unos ni otros. Yo no veo que un cambio implique forzosamente que pasen a explotarte otros. En cambio sí está claro que tal y como están ahora las cosas, las discográficas explotan a los artistas, las editoriales a los escritores, etc.
Yo creo que sí es extrapolable lo de compartir algo con amigos (20 o 50) a compartirlo con millones de personas - afecta a los beneficios, claro está, de editoriales, discograficas, etc. Tal vez si pagaran un precio justo al autor, un precio único que no llevara implícito el número de ejemplares que se venden...no sé.

Víctor, ese aspecto también es muy interesante - y si no, mira lo de las subvenciones al cine. Si se subvencionan películas que no llenan las salas y sólo les gustan al autor y tres más, malo. Si se subvencionan las que llenan las salas (que no necesariamente son las mejores), implica dejar fuera a los pequeños cineastas - malo.
Cuando vemos algo horrible que ha sido pagado con dinero público, la verdad es que da mucha rabia. Igual que cuando compramos un libro o CD malísimo.
Es muy complicado, pero yo confío en que se produzca un cambio de actitud para plantarle cara a estos nuevos desafíos - las cosas han cambiado tanto, que los problemas no se resolverán con parches convencionales.

Ave dijo...

No, Patsy, no has comprado "un libro que incluye los derechos del autor", no es así. Has comprado un ejemplar de un libro. El libro es otra cosa, es la obra, y tú has adquirido una mera copia que, legalmente, NO eres libre de compartir con 10 millones de personas. La lógica dice que bastaría con tener UNA copia para que esos 10 millones tuvieran acceso a la obra. ¿Es eso justo?

PATSY SCOTT dijo...

Ave, entiendo que lo que compro es una copia o ejemplar de la obra de un escritor - pero lo de no estar legalmente autorizada para compartirlo ¿depende del número de personas a quien se lo preste? ya no lo entiendo tan claramente. Me gusta el proyecto de bookcrossing, por ejemplo, y sigo pensando que este un fenómeno imparable y que habrá que echarle mucha imaginación para ponerle solución.

Ave dijo...

Es que yo creo que no tiene solución, y tampoco estoy segura de que sea necesario encontrársela :-) Creo que la industria editorial sufrirá, si bien no en la misma medida en la que ha notado el batacazo la industria discográfica. Por un lado, seguirán existiendo editoriales minoritarias y absolutamente deficitarias que tendrán que vivir de las subvenciones, o de no pagar a sus colaboradores como han venido haciendo hasta ahora (nihil novum sub sole, ¿verdad?).

Lo que de verdad me parece preocupante es la cuestión del escasísimo valor que hoy en día tiene la cultura en tanto que tal. Que por cierto, es parte del debate aunque nadie quiera verlo. Nunca antes la cultura había sido tan accesible como ahora, y sin embargo nunca tanta facilidad de acceso había recibido tanta burricie por respuesta. Simplemente, la cultura es cosa de minorías y jamás será algo rentable. Si a eso le añades la concentración en dos o tres grandes grupos mediáticos, ya tenemos el panorama que tenemos.

Sin embargo, yo sí creo que todo esto terminará afectando a los más débiles del proceso, que somos nosotros. Cobraremos menos (de hecho ya estamos cobrando menos) y muchos de nosotros nos iremos trasladando a otros sectores productivos que nos permitan comer más y mejor. Es una realidad. O te haces funcionario y escribes y traduces en tus ratos libres, o dejas de traducir y de escribir. A no ser que seas ultrasupergeneroso y vivas del aire, que también puede ser el caso :-)

El bookcrossing, sin tener ese nombre, ha existido toda la vida. Pero antes un libro tenía un valor (no necesariamente económico) infinitamente superior al que tiene en la actualidad. Un libro era un tesoro; con la reconversión del libro a bits y bytes, te puedo asegurar que el valor del libro será todavía menor.

Candela dijo...

Una pregunta a quien me la sepa responder:

¿El bookcrossing es un fenómeno extendido en la red? Para mí es una novedad. Quizás tal vez con el auge del libro electrónco se prevea un mayor auge del pirateo, pero ¿ahora existe?

A mí me da la impresión de que la cultura literaria, incluyendo novela, poesía, ensayo y otras, no es precisamente plato de buen gusto para un altísimo porcentaje de personas, jóvenes en su mayoría (que me perdonen quienes estén excluidos de la mayoría, pero hablo de la mayoría). Convivo a diario con un centenar de jóvenes de 18 a 30 años de media y muy raramente tienen gusto por los libros. Son grandísimos consumidores de música "bajada", de juegos "bajados" y de películas "bajadas" (esto último menos). Me sentiría feliz si les viese la misma ilusión en bajarse un libro por interés de leerlo que en bajarse lo último de Shakira.

Es difícil, casi inaudito, escucharles decir "me he comprado el disco de...". Lo habitual es "me he bajado lo último de...", o preguntas del tipo "pero todavía no te has bajado...?"

PATSY SCOTT dijo...

Ave, mis profesores hace tiempo que leen versiones de libros en bytes. En EEUU las editoriales sacan el hard cover primero, y los que no quieren gastarse tanto dinero, esperan de dos a tres meses para la versión digital.(que también se paga, pero cuesta muchísimo menos).No creo que le quite valor al libro. Sé lo que quieres decir con lo de que un libro es un tesoro.

Candela, lo de "bajarse" la música está bien si pagaran, como lo hacen en otras partes del mundo. En lugar de comprarte todo un disco o CD, te compras o bajas, pagando un precio mínimo, sólo las canciones que te gustan. iTunes ha resultado ser un negocio muy renta ble, viniendo a probar que las discográficas no tienen por qué perder dinero, simplemente deben adaptarse a la nueva situación.
Otra cosa es que aquí nadie esté dispuesto a pagar por lo que se descarga. ¿Has recibido el link de Metrópolis?

AntWaters dijo...

El tema se las trae; llegan a absurdos donde tú, que no obstienes beneficio ninguno, le has de pagar a uno que en teoría representa a quien la compuso.... pufffff.

Parece ser que el sentido de todo es obtener dinero. De hecho, la movida que permite ganar dinero que el blog se llama "ad sense"... nuu sé, luego se paga un canon por pendrive, impresora, cd, dvd.... y todo les parece poco... dicen que si las ideas.... yo no veo tan claro que sea por eso, la verdad... eeen fin.... que es un dilema, vamos :)

Saludos de tú si que no tendrás que pagarme a mí, porque no he aportado nada XD

Candela dijo...

Patsy, siiiiiiiiiiiiiiiii. Ya te respondí donde me dejaste el mensaje. Me puse contentísima después de tantos años. Cuando la vi no tenía la B.S.O. sino la otra de 1985 (de Moroder), muy criticada por suplantar a la original. De la del 85 recuerdo casi todos los temas, especialmente Here she comes de Bonnie Tyler, y Love kills de Freddie Mercury. Quizás porque fue la primera que vi, es la que más me gusta.

¡Patsy, gracias!

PATSY SCOTT dijo...

AntWaters: Gracias por pasarte por el blog. Estamos todos igual. Es un problema de dinero y yo creo que lo inteligente sería ver de dónde o cómo pagarlo sin fastidiar a los que no nos lucramos con la obra de los demás - lo del canon clama al cielo. En fin.

Candela, el alegrón ha sido mutuo porque hacía años que no la veía y me he vuelto a poner las botas. ¡Qué maravilla! Besos.

Charm dijo...

Umm. Lo primero que hice ante la polémica de los links y derechos de autor, fue sacar a la luz como enlaces los blogs que sigo.
Veamos, lo que no puede hacerse es sacar toda una tecnología que permite una serie de novedades y después, restringir su uso.
No estoy de acuerdo con la Sgae en absoluto. Creo que defienden una serie de obscuros intereses, que trascienden el procentaje reservado al autor - verdadero artifice de las ideas....relegado a porcentaje, no lo olvidemos-. ¿Quién se lleva el resto de %?.
Me indigna que se metan con músicos callejeros, con asociaciones de teatro amateur que reproducen obras de autores ya fallecidos. Que la tuna deba pagar derechos de autor...- por favor...!!!-. Que los bares no puedan poner música...cuando la mayoría de las veces, son autores extranjeros que no les deben nada a la Sociedad General de Autores de ESPAÑA.
Que la familia de Miguel Hernández, negocie un patrimonio cultural y poético al mejor postor - familiares que no han producido un solo verso-. ¿Qué coño es ésto?. ¿De verdad vamos a apoyar a rentistas de ideas ajenas, por linaje de sangre?.
Yo estoy muy enfadada. Pertenezco a una generación que se crió con el chirrido del vinilo. Que grabó cintas de cassette para los amigos que se reprodujeron hasta la saciedad. ¿Qué nos están contando?.
La cultura de verdad, tiene una vocación de ser compartida. De expandirse sin pagar aduanas. Lo que creo que debe defenderse es la autoría de esas ideas, que se reseñe de dónde se han sacado. Lo demás....es muestra de la incapacidad de la industria cultural, de caminar con el tiempo que le ha tocado vivir.
Ave, algunas de mis cassettes, acabaron en los lugares más insospechados. No eran mis amigos, pero me gustaba decir que esa música que agradaba era de "fulanito de tal".
Yo, todavía compro originales....eso si, si me ofrecen un buen y esmerado producto. Como eran antes los vinilos.
A mi... todo esto me suena a nueva forma de censura, con barniz de "políticamente correcto".

Un saludo.)

PATSY SCOTT dijo...

Totalmente de acuerdo, Charm con todo lo que dices.
El otro día me enteré que un video que hice con citas de Oscar Wilde está vetado por YouTube en Alemania porque Sony Music de Alemania reclama tener los derechos de autor de la música que usé. El caso es que se trata de When Irish Eyes are Smiling, tema popular irlandés del año del catapúm que NO tiene derechos de autor. Es una grabación muy antigua de canciones para pubs irlandeses. ¿Qué pintará la SonyMusic de Alemania en todo eso??
YouTube no lo ha retirado en el resto del mundo. Todo muy absurdo.

Related Posts with Thumbnails