domingo, 5 de junio de 2011

Pateando por Madrid


Últimamente camino mucho por Madrid. La encuentro tan transformada en algunas zonas que me cuesta reconocerla. La ciudad está, en general, limpia, los edificios restaurados, y en la Plaza Mayor y alrededores, las terrazas con sillas de mimbre y sombrillas de lona a juego (desterradas las sillas de plástico de Mahou) y los mercados europeizados. Mimos y orquestinas homogeneizados y pasteurizados - todo empieza a parecer un escenario en espera del turista accidental.
La verdad es que se agradece la recuperación de zonas que estaban muy degradadas pero me gustan también las zonas más modestas, aquellas en que el menor interés turístico e inmobiliario ha permitido que la vida siga como entonces, donde todavía cuelgan las sábanas desde las ventanas a la calle y se ven estampas como ésta de una nieta que ayuda a su abuela a subir y bajar las cuestas.

10 comentarios:

chris dijo...

Madrid tiene rincones preciosos alejados del bullicio de los turistas. Se puede pasear por algunas calles de Malasaña o La Latina y ver estampas como la de la abuela con la nieta.

Espero que sigas disfrutando de los paseos y que no te mojes mucho con las tormentas que están cayendo estos días!!

PATSY SCOTT dijo...

Es cierto, Chris. La Latina es una maravilla y Malasaña también me gusta. Es que Madrid está realmente preciosa!!

Ayer la lluvia me pilló ya en casa, pero hoy no sé...
Gracias por pasarte por aquí. Un abrazo.

ISA dijo...

Cuando vivia por el centro (cerca de la Castellana) iba a pata a todos los sitios. Ahora que estoy en las afueras necesito el coche pa´to y me da una rabia tremenda porque soy urbanita 100x100, pero las circunstancias familiares a veces es lo que tienen.
También es cierto que se gana en otras cosas: tranquilidad, una casa más grande...., pero no se, no me convence mucho y eso que llevo ya casi 11 años viviendo por aquí

PATSY SCOTT dijo...

jajaja Isa, yo también soy muy urbanita y también viví casi toda la vida fuera de la ciudad - cuando decidí venirme al centro lo hice con todas sus consecuencias. Sigo echando de menos tanto lo de tener un perro como una huerta - pero lo compensa, supongo, lo de ir andando a ver todas las exposiciones (que antes, entre unas cosas y otras, me perdía - toda la semana pegada al coche acabas sin ganas de venir al centro los fines de semana). Habrá que aprovechar lo que tiene cada cosa de bueno - fíjate que creo que ahora me cansaría más lo del jardín, los animales, la casa. No sé, he simplificado al mínimo mi vida (en el sentido práctico de las cosas - en otros sentidos, ya me gustaría...) Supongo que no se puede tener todo.

calamarin dijo...

Lo de las sabanas tendidas, no creo que guste mucho a Esperanza (presidenta) ella tan fina... y las sillas de plástico tampoco. Donde esté la madera, como la de los bancos de la iglesia (pensara ella)que se quite lo demás.

maslama dijo...

sin dudas, Madrid tiene su propio encanto.. regresé hace poco tiempo y también la encontré muy cambiada, aunque todavía conserva ese sabor a sí misma que tan bien has reflejado en las fotos

besos,

Víctor González dijo...

Hacía años (5) que no volvía a Madrid. Estuve el viernes por la mañana. Perdona por no haberte llamado Patsy, -me hubiera encantado que nos viéramos- pero solo estuve unas horas. ¡Sí que está precioso! Hablé con Manolo Olano por teléfono un minuto pero el mismo viernes al mediodía me tuve que ir a Ávila. Aparte de precioso, lo que está Madrid es "atestado" de turistas. En el buen sentido, claro. De hecho... yo, por unas horas, también fui uno.
Espero que próximamente pueda hacer otra visita más larga y podamos vernos.
Un abrazo.

maikix dijo...

¡Qué suerte, Patsy!
Por lo menos, que las obras interminables en las ciudades tengan su fruto en algún momento. Que las dejen bonitas sin romper su encanto.
Yo sólo puedo decir que soy urbanita... porque no conozco otra cosa.
Pensándolo bien, debería decir que soy "despachita"... ¡porque no salgo del despacho!
Besos.

Perdón, para Víctor: como vengas algún día por Barcelona y no me lo digas... ¡te desheredo!

PATSY SCOTT dijo...

jajaja Calamarín, la asociación de la madera y los bancos de iglesia me ha hecho mucha gracia. Difícil mantener el equilibrio entre lo auténtico y una imagen más moderna y europea sin perder el carácter propio.

Sí maslama, la ciudad está realmente bonita y todavía tiene muchos barrios en los que te da la sensación de estar en un pueblo.

Víctor, estás perdonado, pero sólo porque sales muy guapo en el vídeo:) que por cierto me ha traído recuerdos de infancia con las canciones de María Elena Walsh. A ver si te organizas para venir unos días en verano - y nos coordinamos con maica (así te incluye otra vez en la herencia) y manolo. Besos.

Maica, jajaja eres la primera despachita que conozco que sabe montar en camello a la luz de la luna;)

maikix dijo...

Ahhhhggggg...jajajjajja...!!
Me has recordado que no he contado ese episodio en el blog. A ver si hago un hueco en el tiempo (un agujero negro o algo así) y lo escribo.
Besos.

P.D. Víctor, confirmo lo de Patsy. Si conseguimos hacer una sentada, te vuelvo a hacer heredero ;)

Related Posts with Thumbnails