viernes, 10 de octubre de 2008

Lentejas para la Crisis

squash lentil soupImage by kevandem via FlickrEsta mañana he ido a comprarle a mi amigo paquistaní de la esquina un paquete de lentejas. Vende unas lentejas pardiñas asiáticas pequeñitas que están muy buenas, son baratas y además me ahorran la ida al Carrefour que a esas horas está a tope (y tiene un sistema de cajas absolutamente endiablado: forman una especie de laberinto en el que más de un amigo africano con un yogur en la mano se pierde, yendo a parar a la que pone "Envíos a domicilio" con la consiguiente espera interminable sin que nadie sea capaz de explicarle que tiene que salir hacia su izquierda, meterse entre los tubos amarillos y girar a la derecha para encontrarse ¡Voilà! con la caja de "Menos de 10 artículos").

Volviendo a las lentejas, hoy no había las que llevo habitualmente y al preguntarle a mi amigo por qué ya no traía de las pardiñas de toda la vida me ha mirado fijamente y ha contestado muy serio: "La crisis", recomendándome a continuación unas lentejas rojas que me traje dispuesta a probarlas.
"Ahh"...Tonta de mí no haber imaginado que la lenteja también estaría afectada por la crisis.

Claro que en el Telediario de la otra noche oí :"La crisis en el sector vitivinícola"... pero no se referían a que se vendieran menos vinos, si no a que la metereología adversa había hecho que este año la cosecha fuera inferior a otros años, con el consiguiente recorte en empleo de producción, mano de obra para la cosecha, etc. O sea que al parecer el cambio climático también está relacionado con la crisis.

En la blog "Patologías Urbanas," del periódico digital La Vanguardia Javier Castañeda habla de la crisis utilizada como excusa. En unos casos vista como "recesión saludable" - dejar de fumar, beber, etc. y en otras como impulsadora de compras, fusiones y demás.
Despidos, congelación o bajada de salarios, impagos, todo amparado bajo la palabra CRISIS.

En fin, y volviendo a las lentejas colorás (que he descubierto luego son sin piel, y por lo tanto, tardan mucho menos en hacerse) se me quedaron hechas un puré. Pero con un poquito de curry y unos churruscos de pan tostado estaban Mucho Bueno, como diría mi amigo Paquistaní.

Mañana le pediré que me explique qué tiene que ver la crisis con el hecho de que no traiga más las lentejas pardiñas y haya optado por la lenteja roja. Misterios de la vida.

Por cierto, si se os ha abierto el apetito, echadle un ojo a este blog que me ha gustado mucho: http://bocadorada.com

Reblog this post [with Zemanta]

Related Posts with Thumbnails