martes, 12 de mayo de 2009

VAGINA A LA CARTA

Author's own picture. Digital camera shot thou...Image via Wikipedia


Empiezan a proliferar las clínicas de estética vaginal.
En ellas se practica la cirugía estética y reparadora. Se realizan himenoplastias, vaginoplastias, labioplastias y reconstrucciones.

Al parecer, la mayor parte de las pacientes que acuden para realizarse una himenoplastia son mujeres que pertenecen a etnias o grupos sociales en los que la pérdida de la virginidad antes del matrimonio conlleva la exclusión del entorno familiar y social y en ocasiones, puede llegar a poner en peligro su vida. (Lo que haría yo con los hombres de estas etnias, lo dejaré para otra ocasión)

El segundo grupo de pacientes está compuesto por transexuales en busca de genitales con los que identificarse cuando la no-tan-sabia naturaleza se equivoca.

El tercer grupo está formado por un abanico de mujeres muy variopinto. Hay prostitutas que se someten a una himenoplastia para vender más caros sus servicios (al parecer sigue habiendo neandertales atávicos por ahí a quienes les pone la idea de acostarse con una virgen). Algunas repiten la operación varias veces para poder volver a vender su virginidad - según una doctora que se está forrando con el tema, es una operación tan sencilla que tiene poquísimo riesgo. Hay, incluso hoy en día, chicas que quieren que el novio crea que es el primero en poner la pica en Flandes.
Luego están quienes quieren recuperar la "tonicidad" o elasticidad de la vagina - (imagino que mujeres que han tenido numerosos partos o que se han cruzado con muchos hombres generosamente dotados a lo largo de su vida) y las que quieren que les acondicionen el vestíbulo. Volver a tener los labios que tenían a los quince o que se los dejen como los de alguna actriz de cine porno, etc.

Este último grupo me deja perpleja. ¿Te sacarán un álbum con fotos de los diferentes modelos, como hacen de la nariz o de pechos? ¿Habrá liftings para las arrugas y pliegues del interior?


Vagina grande, pequeña, profunda, de labios rojos o púrpura, firmes o flácidos... en el mejor escenario posible, se somete a chequeos, partos, puntos, menstruaciones, espermicidas, dius, diafragmas, etc.¡Como si no tuviera ya bastante con lo que tiene!

Está claro que tenemos que cuidarnos y esto implica visitar al ginecólogo con regularidad desde la temprana adolescencia hasta la senectud. Pero resulta que como la muy pilla está en un sitio incomodísimo, no hay al parecer otra forma de inspeccionarla que no sea subiéndote a una "silla de exploración". Se trata de ese artilugio con dos estribos metálicos para calzar los talones que se parece más a un potro de tortura que a una camilla médica y que te deja colocada en posición grácil de rana invertida que pone la flor de su secreto en manos de un/a extraño/a (aunque se trate de tu médico-amigo) y, en ocasiones, a la vista de algún ATS despistado que pasa por allí a buscar unos guantes.

Luego entran en acción espéculos, dilatadores, tenazas, sondas, todos instrumentos prehistóricos de frío metal que parecen inventados por el mismísimo Dr.Moreau o su sádico gemelo (¿Recordáis aquella película en la que Jeremy Irons hacía de ginecólogo gemelo de sí mismo?). Por cierto, ¿para cuándo la renovación del instrumental ginecológico? Los hay de materiales mucho menos agresivos pero muchos ginecólogos siguen trabajando el metal ...

¿Qué necesidad habrá de incordiarla con operaciones de chapa y pintura cuando lo único que nos pide la pobre es un poco de alegría macarena? Y de eso sabe un rato.

Si queréis llorar de risa, echadle un ojo a: Down There , en el magnífico blog de XUP. No os dejéis los comentarios, que no tienen desperdicio.




Reblog this post [with Zemanta]

9 comentarios:

Francisca dijo...

Patsy, verdaderamente la cirugía no tiene fronteras; me has ilustrado en ese mundo de la reparación vaginal. ¡Pobres mujeres! sometidas hasta el final para tratar de complacer y/o ganar la aprobación del cavernícola! Otro tema que hoy está en boca de todos es de la píldora abortiva. ¿De verdad "sin riesgos"? No sería mejor formar más a los adolescentes? Me horroriza pensar que esta facilidad a la hora de conseguir esa píldora haga que se relajen y dejen de usar el preservativo y eso sería catastrófico porque se extenderían todas esas enfermedades contra las que se lleva luchando tantos años. Espero no parecer catastrofista y ¡ojalá! me equivoque. Francisca

maikix dijo...

Me ha parecido genial el post. Se empezó con la "peluquería": lavar, marcar, teñir, podar... y se ha seguido un poquito más adentro. En cuanto a estética, creo que la vagina no se toca, sino los labios mayores y menores. ¿Sabías que los labios menores se llaman "ninfas"? Me parece encantador.

Y estoy con Francisca, no me parece bien la venta libre de la píldora del día después, sobretodo a menores. Creo que deben ser acompañadas por mayores que, aunque sea a posteriori, les informen de los riesgos, y de la conveniencia de usar el preservativo.

maikix dijo...

Me retracto de lo que he dicho de que la vagina no se toca. ¡Estoy en la prehistoria de la cirugía estética!!!!

Maria dijo...

Hay prostitutas que se someten a una himenosplastia ...
Esto me recuerda la palabra 'virguería'que la Real Academia define como'cosa realizada con gran habilidad y perfección' y que tiene su origen en la edad media cuando las alcahuetas capaces de recomponer quirúrgicamente el himen eran llamadas 'virgueras'
Os imaginais que dentro de unos siglos, en vez de decir '¡Qué bien está esto. Es una virgueria' digan 'es una himenoplastia!'

Candela Cano dijo...

jajajaja, me ha encantado este post, ¡¡¡y la de cosas que he aprendido!!!

Ahora sé que está de moda, en cuanto a la poda que dice maikix, un chorrillo de pelos, como fila de hormiga que marca la cima del monte de venus, el resto rapado total (Mi modelo no lo cuento jeje)

En cuanto a ninfas, ¿qué apunta la moda? ¿pequeñas, grandes, rosadas, violáceas, lisas, rizadas, arrugadas, ocultas, visibles...?

Mmmmmm.... ¿vais a la moda? jiji

Candela Cano dijo...

Y me cachis, que mi nivel de inglés no me permite apreciar los matices de ese enlace que has puesto, Patsy. :( Juro que le he puesto mi mejor voluntad.

PATSY SCOTT dijo...

Francisca: Yo no tengo muy claro lo de la píldora esta - en Suecia, Francia, Dinamarca e Inglaterra se vende ya hace unos seis años. En Inglaterra se vende en Boots y el único requisito es tener+ 16 años. (England tiene la mayor cifra de embarazos de menores de 18 años de toda la Unión Europea). Lo que me mata es que a estas alturas las chicas se descuiden en ese terreno. Y que sigamos - forever y por la cuenta que nos trae - siendo nosotras las que tenemos que poner los medios.

Jajaa Maikix, vaya gasto de peluqería! lavar marcar, teñir, podar. Di tú que nos ahorramos el moldeado/permanente. No sabía lo de los labios menores. Precioso el nombre, seguramente puesto por una mujer? Al escribir el post busqué listas de nombres "populares" del aparato genital femenino. Me parecen horribles casi todos (se salvan los moluscos pero aún así...)

María, qué risa - ¿Te das cuenta de que por cada paso al frente que damos las mujeres, retrocedemos dos?
Volvemos a utilizar los servicios de las "virgueras", qué te parece.

Candela, tengo una amiga sevillana que tiene mucha gracia, y a ese corte(creo) lo llamaba "la mohicana".
En el post XU habla de una crema vaginal rejuvenecedora - pk24 que tonifica los músculos del "poonani"dejándotela estrecha como una pajita.
Hay que admitir que los nombres en inglés son más tiernos: poonani, pink taco, cootchie

Maria dijo...

Patsy, qué divertido el post XU! He aprendido un montón de palabras, aunque no creo que tenga ocasión ni de usarlas ni de enseñarlas, y estoy de acuerdo en que en inglés no suenan tan bestias.

PATSY SCOTT dijo...

María, imagino que será mejor no enseñarlas en B., pero no están mal para salir de un apuro con estudiantes adolescentes que preguntan ¿cómo se dice p en inglés? Lo del dingdong tiene gracia. Jajaja

Related Posts with Thumbnails