lunes, 15 de junio de 2009

BEING A PIRATE IS ALL RIGHT WITH ME




Sweden’s Pirate Party, that defends an Internet that is "file-sharing free-for-all", is one of the surprise newcomers to the European Parliament after winning 7.4 per cent of the vote.

The party, that is also in favour of Internet privacy, was founded in January 2006.

Swedish laws criminalize file sharing and authorize the monitoring of e-mails.
Stockholm sentenced the four founders of Pirate Bay, one of the biggest file sharing sites, to a year in jail for running their file sharing site .
The verdict came at the same time as the elections, a fact that probably explains their success.

At a time in which the western world is being re-shaped, the Internet needs to have some sort of representation in the European Parliament.

Free sharing is being discussed at present in most European capitals, whether a misdemeanour or a criminal offence, it is seen by governments and industry as a menace. It means having to cut down on profits, it means handing over the promotion to the regular user. So?

With more and more people reading the news on the Internet, print newspaper sales are plummeting the world over. Media tycoons don't contemplate the disappearance of regular newspapers, proposing, instead, to keep the paper as a somewhat luxury item.
The daily papers will continue to exist, maybe in smaller numbers and surely more expensive than they now are. Anyone who can't do away with the great pleasure of reading the paper spread out on a cafe table, will be able to continue doing so, provided he/she's willing to pay the price.

Likewise, the film and music industry will have to think up alternatives in face of a changing world. Certainly more live concerts - perhaps including tickets to concerts in recorded DVDs? Many artists offer their music for free on the web - in exchange for which they gain popularity and an audience for their next concert or tour.

I confess I was an active pirate until I discovered Spotify (thank you Maica). I downloaded tons of songs, many of which are included in records I had already bought long time ago (and paid in due course, taxes, vat, etc. included). I can't for the life of me understand what's wrong with that. Except, of course, that it cuts down profits for the industry (and, obviously for the poor artist as well - but given the industry's figures there's a lot to discuss on this point as well).

The SGAE gets on my nerves and I refuse to even mention them until we hear what the new Minister has to say on the matter.

I lend my books around to anyone willing to read them, why can't I borrow music from whoever wants to share it?

My grandson likes this video:







Reblog this post [with Zemanta]

7 comentarios:

Candela Cano dijo...

Es necesaria la presencia de estos grupos en los parlamentos. La industria en cierto modo es como la energía, que ni se crea ni se destruye, solamente se transforma. Cuando ocurrió la revolución industrial pensaban que las máquinas sustituirían a las personas, pero no pensaron en que harían falta personas para fabricar máquinas.

No se puede frenar la realidad del intercambio, del préstamo, de la copia y la fotocopia. En lugar de la prohibición está la adaptación de las normas a las realidades. Pero si no hay quien defienda estas tesis a nivel legislativo no se puede hacer nada.

maikix dijo...

Estoy de acuerdo.
Como siempre, cuando aparece una cosa nueva (aunque ya hace algunos años), primero llega la prohibición, que no funciona: HAY QUE REGULAR.
En ese aspecto me parece bien que haya un partido en la CE que lo defienda, lo que no sé es si eso sólo como programa de partido es suficiente.
Respecto a la SGAE, esos sí son unos piratas, que hasta cobran a una tiendecita por tener una radio puesta con música para que la oigan los clientes!!!

Geanina Codita dijo...

Siempre que vienen a visitar este blog a que descubra la armonía de los colores mágicamente enviado por mensaje de texto fenomenal. Gracias.
Si estás en mi blog sería un honor, si la votación en TOPblog y yo entiendo que te gusto y me vas a volver.
Un buen día para ti!

m.olano dijo...

Estoy de acuerdo contigo Patsy pero sobre todo con Geanina. Claro que el Pirate Party ha quedado muy atrás en mi mente cuando he leído que a tu "grandson"...
Grandson? GRANDSON!
Ya se que es lo normal pero no había pensado en eso. La abu Patsy.
Los que teneis hijos teneis mas consciencia del paso del tiempo. Enhorabuena.(por favor no me digas ahora que el niño está en la mili)

Ave dijo...

Bueno yo creo que en este debate estamos cayendo en la trampa de los políticos y de la industria; me explico. La cuestión y el verdadero problema no está ni en el "pirateo", ni en el freesharing, ni en nada que se le parezca. La verdadera cuestión de fondo es que los políticos de todo el mundo están acojonados ante el enorme potencial que suponge Internet en términos de desestructuración de los mecanismos tradicionales del poder, y por eso se han sacado la chorrada de la piratería de la manga, para justificar verdaderas aberraciones jurídicas impropias de estados supuestamente democráticos como la "ley guillotina" francesa. El problema es un problema de acceso a la información: nuestros políticos envidian a los chinos, que no necesitan justificar de ningún modo la censura porque no van presumiendo por ahí de demócratas. Censuran porque les sale de sus pelotillas chinas, nada más. No hace falta inventarse cosas como la piratería y demás.

Ahora bien: dicho esto, yo estoy radicalmente en contra de la costumbre que todo el mundo ha cogido de descargarse cosas gratis porque sí, porque en última instancia todo contribuye a depreciar todavía más el valor de la cultura, y no sólo en términos económicos sino fundamentalmente en términos éticos.

Yo creo que son dos debates diferentes.

PATSY SCOTT dijo...

Geanina, ¿qué puedo decir?

Manolo, jaja, pues sí, tempis fugit - y eso que mis hijas son bastante reacias a reproducirse. Besos de la abuelita Pacsi.

Ave, estoy totalmente de acuerdo con el fondo de tu comentario. Pero si separamos una cosa de otra, yo sigo pensando que lo que llamamos piratería no deja de ser una consecuencia bastante lógica de las posibilidades de las nuevas tecnologías.
Los jóvenes se bajan canciones de la red pero acuden en masa a los conciertos y Sonar y demás, pagando la entrada - crisis o no crisis. Con lo cual la industria tiene otras salidas o debe buscarlas.

Yo NO creo que se devalúe el valor de la cultura - al contrario, creo que Internet ha acercado, en muchos casos, la cultura a gente que jamás hubiera podido acercarse o conocer determinados cuadros, obras, música clásica, etc.
Creo que al igual que las versiones "a lo hollywood" de obras de Shakespeare, por ejemplo, llevaron a algunos jóvenes a leer las obras por primera vez, Internet puede despertar el interés por profundizar en muchos otros campos de la cultura.
Pero está claro que el debate no ha hecho más que empezar. Da para muchos posts futuros.
Un abrazo.

PATSY SCOTT dijo...

Candela, de acuerdo con todo lo que dices. En estos últimos días han surgido algunas propuestas alternativas muy interesantes. Branson, el de Virgin, ofrece junto con la tarifa plana la posibilidad de bajarse gratuitamente música y películas. Al parecer ha firmado un acuerdo con las compañías afectadas que seguramente resulta rentable para ambos.

Maica, estoy de acuerdo en que hay que regular, y hay que pensar en soluciones nuevas para nuevos problemas.
Al parecer en el juicio contra los de Pirate Bay, las discográficas se basaban en las cifras de pérdidas por la descarga ilegal de tres grupos musicales concretos - y los tres decidieron abandonar la discográfica y ofrecer su música gratuitamente por la red.
Veremos en qué acaba todo esto.
Un beso.

Related Posts with Thumbnails