sábado, 20 de junio de 2009

CARA Y CRUZ

ETA y sus encapuchados vuelven a atentar, acabando con la vida de Eduardo Puelles, inspector de policía en el País Vasco.
Niñatos desalmados que se dedican a matar, creyendo tener derecho a acabar con la vida de otra persona, sembrándolo todo de dolor y sufrimiento.
El mismo día muere por enfermedad un hombre que dedicó su vida a los que no tienen nada, consiguiendo paliar el dolor y el sufrimiento de muchos miles de personas.

LA MALDAD EN ESTADO PURO



LA BONDAD EN ESTADO PURO




P.D.Podéis leer las palabras de su mujer después de su muerte en el blog: Por la Boca Muere el Pez

6 comentarios:

Candela Cano dijo...

Matar a una persona es lo más ruín, terrible, horrendo, espantoso que hay en la vida. Ni por una ley, ni por un delito, ni por una idea política, ni por amor, ni por odio... Es algo insoportable e imperdonable.

Ahí marcas la diferencia entre matar y propiciar la vida y el bienestar. Son las dos caras más opuestas de la moneda humana.

maslama dijo...

totalmente de acuerdo con Candela, no existe idea que justifique una sola muerte

besos,

maikix dijo...

Seres humanos como Vicenç Ferrer hacen mucha falta en el mundo.
Lo otro no son seres humanos.

Un beso.

m.olano dijo...

El ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor. Desgraciadamente hay mas ejemplos de esto último.

Ave dijo...

Nada más que añadir, salvo enviar un fuerte abrazo cariño a esa familia en estos momentos.

Y disiento, Maica: sí, sí que son seres humanos. Igual que Aznar y el resto de carniceros con caché del planeta. Sólo que a veces nos avergüenza compartir según qué cosas con ellos.

Maria dijo...

Pues yo pienso que hay muchísima gente buena, pero no son noticia. Y ETA lo que persigue es no dejar de ser noticia.

Related Posts with Thumbnails